OBESIDAD INFANTIL

¿Sabías que un 30% de los niños españoles sufren de obesidad?

Los videojuegos, el ordenador, las redes sociales, la tele y otras actividades de silla y sofá también contribuyen a la obesidad, ya que no implican ningún gasto de energía e invitan a picar entre horas, generalmente alimentos altamente calóricos y poco nutritivos, lo que no ayuda en absoluto a controlar el peso.

Los platos preparados y las comidas rápidas se unen al abuso de los hidratos de carbono y grasas, sobre todo, si no atendemos a la ingesta diaria de las frutas y verduras. Nuestra oferta gastronómica se basa en la dieta mediterránea, ya que se incluye, casi a diario, ensaladas como acompañamiento a la mayoría de los segundos platos.

Hay estudios que demuestran que los niños que comen habitualmente en el colegio presentan menos índice de obesidad en comparación con los niños que comen en casa a diario.

Desde SIC RESTAURACIÓN nos preocupamos por transmitir una buena educación nutricional, es lo que necesitamos para impedir que la obesidad se convierta en un peligro para la salud de nuestros niños. Educarles sobre hábitos saludables en alimentación y nutrición es un objetivo que cada día persiguen más colegios.

A través de las redes sociales o nuestra web apoyamos esta causa con algunos consejos sobre una buena alimentación, sobre cómo organizar la dieta para que sea equilibrada, y recomendaciones para saber qué alimentos seleccionar  y la manera más adecuada para manipularlos y cocinarlos.

ALIMENTACIÓN EQUILIBRADA

En SIC RESTAURACIÓN el menú escolar está elaborado y supervisado por el departamento de Calidad y Nutrición y un médico colegiado. Se elaboran en nuestras propias cocinas, y está adaptado a las necesidades nutricionales de nuestros alumnosSiempre respetando los límites de calorías ingeridas según su edad, y restringiendo aquellos alimentos que contengan elementos que puedan afectar a los alumnos que sufran algún tipo de patología o alergia, permanente o esporádica.

CONSEJOS Y ACTIVIDADES

Por otra parte, conscientes de que el ámbito escolar es fundamental en la adquisición de hábitos saludables de alimentación y en la prevención de la obesidad, contamos con un servicio de VIGILANCIA DE COMEDOR cuya misión se centra en la atención educativa, apoyo y vigilancia a los alumnos comensales durante su estancia en el comedor para animar a los niños a llevar una dieta sana, equilibrada y variada. De esta forma estamos al cuidado de su alimentación de una forma divertida y amena.

Ofrecemos a los niños una alimentación equilibrada y variada, y que además sea agradable y divertida. Los principios básicos para mantener una alimentación sana:

– Realizar 4 o 5 comidas al día.
– Un desayuno completo, compuesto por: lácteos, cereales y fruta.
– Un buen reparto de los alimentos a lo largo de la semana.
– Tanto la comida como la cena tiene que contener: alimentos del grupo de las verduras, alimentos del grupo de los cereales, tubérculos y legumbres, alimentos proteicos y como postre, fruta o lácteo.
– La mejor bebida y más adecuada será el agua.
– Evitar en exceso alimentos de bollería industrial, caramelos, pasteles…

Con un pequeño cambio semanal en los hábitos alimentarios de los niños podemos conseguir grandes logros a largo plazo. Poco a poco, estos cambios formarán parte de su rutina en su dieta diaria y así poco a poco llegaremos a una alimentación correcta.